Vuelve a acabarse un día de vacaciones sin que hayas hecho nada de provecho

Se te acaban las ideas para hacer ver que te lo estás pasando bien a través de las redes sociales

nada de provecho

Es tarde. Según como, demasiado tarde. El sol ya se ha puesto y tú has terminado de cenar. De repente, mientras te sientas en el sofá y haces un vistazo a la tele en busca de una película que sea mínimamente decente, un pensamiento te provoca un escalofrío que te recorre todo el cuerpo. Efectivamente, se ha vuelto a terminar uno de tus días de vacaciones y sigues sin hacer nada de provecho. Es más: se te acaban las ideas para hacer ver que te lo estás pasando bien a través de las redes sociales.

Tu inactividad ha llegado a tal punto que el diario ABC ha pensado en ti para concederte el título honorífico de Español del Año. De hecho, ni has descansado ni has hecho nada que luego justifique un descanso. Algunos, incluso, creen que en la cola del PER han visto gente más activa que tú, que ya es decir.

Pero lo peor de todo son los pensamientos que invaden la mente. Estás deseando que se acabe este suplicio. Volver al trabajo para poder quejarte de nuevo de que necesitas unas vacaciones urgentes. La última vez que se vio a alguien tan incongruente como tú se llamaba Albert Rivera y decía que no haría presidente un tal Mariano Rajoy.

Aún así, los expertos en salud mental te entienden. Basta con mirar tu pareja, tu familia y tus amigos para darse cuenta de que estar esclavizado en cualquier trabajo sería todo un regalo. Vaya … parece que no has encontrado ninguna película en la tele que te haga el peso. Tal vez es hora de irse a dormir. Por lo menos, siempre tendrás la excusa de que estas vacaciones son un simple pesadilla.

Leave a Reply

*